Retiro de Biopolímeros con El Dr. Jaime Pachón

Comparte este post en redes

Tabla de contenidos

Los biopolímeros son materiales no biocompatibles que producen secuelas en tejidos, aparatos, órganos o sistemas después de ser administrados. Los sitios según su frecuencia y orden de administración son: glúteos, cara, senos, genitales, miembros superiores e inferiores.

Los productos mas comúnmente utilizados corresponden a silicona liquida, polimetilmetacrilato, parafina, aceites de origen industrial o vegetal entre otros.

Estas sustancias producen en el cuerpo reacciones inflamatorias leves a severas que conllevan a desarrollar una condición conocida como síndrome ASIA de sus siglas: síndrome autoinmune inducido por adyuvantes y una nueva condición que he diagnosticado y nombrado como el síndrome de la casa enferma.

Estas condiciones se desarrollan por una susceptibilidad genética al material además de situaciones multifactoriales las cuales le explicaré durante la consulta.

La técnica de elección en retiro de biopolímero es la técnica abierta, llevo desarrollando hace 7 años mi técnica abierta personal la cual busca tres objetivos: paliación, función y reconstrucción; mi técnica permite manejar en un procedimiento el patrón de migración a la región lumbar, así como el biopolímero depositado en glúteos y caderas. Las técnicas cerradas no permiten el retiro del producto, favoreciendo el desencapsulamiento del biopolímero y perdida de la grasa que hace fenómeno de contención al producto, así mismo la reacción crónica inflamatoria a cuerpo extraño que se conoce como granuloma en biopolímeros se le denomina siliconoma.

Si su caso involucra presencia del producto en cara o extremidades evaluaré la posibilidad de técnica de retiro endoscópica vs abierta ya que estas áreas son susceptibles de manejo con técnicas mínimamente invasivas.

Estos productos pueden generar diversos síntomas como: dolor muscular, dolor articular, cansancio, somnolencia o insomnio, perdida de memoria, dolor de cabeza, caída del pelo, ojo seco, boca seca, intolerancia a la luz o a los sonidos, inflamación intestinal o síntomas neurológicos.

La estadificación de su caso es muy importante<, motivo por el cual en mi consulta analizaremos aspectos clínicos, paraclínicos con exámenes reumatológicos especializados, así como estudios avanzados de imágenes diagnosticas para detección de biopolímero.

Una vez realizada la estatificación le explicaré su condición, pronostico y protocolo de tratamiento quirúrgico y multidisciplinario.

El biopolímero requiere de experiencia y una curva de entrenamiento como cualquier cirugía por eso es de vital importancia asistir a un cirujano plástico certificado con amplia experiencia en retiro de biopolímero

El costo del procedimiento siempre se brinda después de una exhaustiva evaluación clínica en consulta, sin embargo, este costo incluye: valoración preanestesica, exámenes pre quirúrgicos, póliza medica, quirófano, honorarios y controles médicos.

El procedimiento se realiza bajo anestesia general con una duración de 2 a 3 horas dependiendo de la complejidad de su caso.

La cirugía que le ofrezco requiere de mínima incapacidad, procedimiento con mínimo dolor y retomar sus actividades básicas en 72 horas después de la cirugía.

Tenemos a su disposición las mejores clínicas e instalaciones en Bogotá, clínicas certificadas por secretaria de salud de Bogotá

El acompañamiento postquirúrgico es muy importante por lo cual encontrara servicio personalizado con disponibilidad directa a mi numero celular para cualquier inquietud o pregunta durante el proceso pre y post quirúrgico.

Quiero hacer de su experiencia quirúrgica algo único, diferente, personalizado y con el valor agregado que brinda la experiencia y ser cirujano certificado.

COMO ES EL PROCESO PARA MI RETIRO DE BIOPOLIMERO

Agendar consulta con el Dr. Jaime Pachón a los números 316 545 0006 320 340 2643

Una vez tomada la decisión de cirugía y al haber aclarado dudas y expectativas del procedimiento tener en cuenta:

CUIDADOS PREOPERATORIO

  1. Evitar exposición solar
  2. Dieta balanceada
  3. Suspender cigarrillo, tabaco, alcohol o sustancias psicoactivas
  4. No iniciar ningún tratamiento medico o terapia farmacológica que no se haya contemplado durante la consulta
  5. Utilizar protector solar
  6. Realizar exámenes pre quirúrgicos y valoración preoperatoria por anestesiología
  7. Suspender actividades deportivas de alto impacto
  8. Evitar la exposición a cámaras de bronceo, sauna, turco, jacuzzi o actividades que generen calor intenso en el área comprometida
Te puede interesar:   Biopolímeros en glúteos: consecuencias no deseadas

CUIDADOS POSTOPERATORIOS:

  1. Barreras mecánicas para el sol: gorras, protector solar
  2. Seguir indicaciones farmacológicas escritas en la formula medica
  3. Cuidado de los drenes y heridas quirúrgicas por el tiempo indicado
  4. Suspender ejercicio por 12 semanas
  5. No exponerse a situaciones como: caminatas extensas, subir escaleras, golpes, juegos mecánicos, actividades físicas extremas.
  6. Asistir a los controles médicos.

Recuerde que el biopolímero es una condición crónica que debe ser manejada de por vida, con la cirugía se busca mejorar su calidad de vida; no espere a presentar complicaciones para tomar una decisión oportuna.

 

Preguntas relacionadas con él retiró de biopolímeros

¿Cuánto dura la recuperación de retiro de biopolímeros?

La recuperación después del retiro de biopolímeros puede variar significativamente dependiendo de varios factores, incluyendo la extensión del procedimiento, la cantidad de biopolímeros retirados, la ubicación de los biopolímeros en el cuerpo, y la salud general del paciente. Aquí hay una descripción general de lo que se puede esperar durante el período de recuperación:

Hospitalización y seguimiento médico: En algunos casos, el retiro de biopolímeros puede requerir hospitalización, especialmente si se trata de un procedimiento extenso o si hay complicaciones asociadas. Después del procedimiento, es posible que necesites realizar visitas de seguimiento regulares con tu médico para monitorear tu progreso de recuperación y asegurarse de que estés sanando adecuadamente.

Control del dolor y la inflamación: Es normal experimentar dolor, hinchazón y sensibilidad en el área tratada después del retiro de biopolímeros. Tu médico puede recetar medicamentos para el dolor y la inflamación para ayudar a controlar estos síntomas y mejorar tu comodidad durante la recuperación.

Cuidado de la herida: Deberás seguir las instrucciones de tu médico sobre cómo cuidar adecuadamente las heridas quirúrgicas, incluyendo la limpieza de las heridas, el cambio de apósitos, y cualquier otra recomendación específica para promover la cicatrización adecuada.

Descanso y actividad física limitada: Durante la recuperación, es importante descansar lo suficiente y evitar actividades extenuantes que puedan aumentar el riesgo de complicaciones o retrasar la cicatrización. Tu médico te proporcionará pautas específicas sobre cuándo puedes reanudar ciertas actividades físicas y ejercicio.

Seguimiento a largo plazo: Después del retiro de biopolímeros, es posible que necesites realizar seguimiento a largo plazo con tu médico para monitorear cualquier efecto residual, como cambios en la apariencia de la piel o síntomas persistentes. Es importante comunicarse con tu médico si experimentas cualquier síntoma nuevo o preocupante durante la recuperación.

En general, la recuperación completa después del retiro de biopolímeros puede llevar semanas o incluso meses, dependiendo de la complejidad del procedimiento y la respuesta individual del paciente. Es fundamental seguir las recomendaciones de tu médico y permitir que tu cuerpo se recupere adecuadamente para obtener los mejores resultados posibles y reducir el riesgo de complicaciones.

¿Cómo se retiran los biopolímeros?

El retiro de biopolímeros es un procedimiento delicado que generalmente requiere la intervención de un cirujano plástico experimentado. Aquí hay un resumen de cómo se realiza el proceso de retiro de biopolímeros:

Evaluación inicial: Antes del procedimiento de retiro de biopolímeros, el paciente se somete a una evaluación exhaustiva por parte del cirujano plástico. Esto puede incluir revisiones de la historia clínica del paciente, evaluación de la ubicación y extensión de los biopolímeros, y discusión de los objetivos del tratamiento.

Te puede interesar:   Conoce la extracción de biopolímeros técnica Abierta

Planificación del procedimiento: Basándose en la evaluación inicial, el cirujano plástico desarrolla un plan quirúrgico específico para el retiro de los biopolímeros. Esto puede incluir la determinación de la ubicación de las incisiones, la técnica quirúrgica a utilizar y cualquier otro aspecto del procedimiento.

Procedimiento quirúrgico: Durante el procedimiento de retiro de biopolímeros, el cirujano plástico realiza incisiones en la piel para acceder a los biopolímeros. Los biopolímeros se pueden encontrar en varias capas de tejido, incluyendo la piel, el tejido subcutáneo y los tejidos más profundos. Dependiendo de la ubicación y la cantidad de biopolímeros, se pueden utilizar diferentes técnicas quirúrgicas para su extracción. Esto puede incluir la extracción manual de los biopolímeros, el uso de herramientas quirúrgicas especializadas, o la combinación de diferentes enfoques.

Reconstrucción: Después de retirar los biopolímeros, es posible que se necesite realizar una reconstrucción del área tratada para restaurar la apariencia normal del tejido. Esto puede implicar suturas de la piel, la eliminación de cualquier tejido cicatricial residual, o la realización de injertos de piel o tejido.

Cuidados postoperatorios: Después del procedimiento, el paciente se somete a cuidados postoperatorios adecuados para promover la cicatrización y reducir el riesgo de complicaciones. Esto puede incluir el uso de apósitos, el uso de prendas de compresión, el uso de medicamentos para el dolor y la inflamación, y el seguimiento con el cirujano plástico para monitorear la recuperación.

Es importante tener en cuenta que el retiro de biopolímeros puede ser un procedimiento complejo y requiere la experiencia y habilidad de un cirujano plástico calificado. Los pacientes deben discutir detenidamente los riesgos y beneficios del procedimiento con su médico antes de tomar una decisión informada.

¿Qué órganos afecta los biopolímeros?

Los biopolímeros pueden afectar varios órganos y sistemas del cuerpo, dependiendo de dónde se hayan inyectado y de la respuesta individual del paciente. Algunos de los órganos y sistemas que pueden verse afectados por los biopolímeros incluyen:

Piel: Los biopolímeros a menudo se inyectan en la piel para aumentar el volumen y mejorar la apariencia. Sin embargo, pueden provocar una serie de complicaciones cutáneas, como inflamación, infección, formación de nódulos, cambios de color en la piel, ulceración y cicatrices.

Tejido subcutáneo: Los biopolímeros también pueden infiltrarse en el tejido subcutáneo, que es la capa de tejido graso justo debajo de la piel. Esto puede causar irregularidades en la textura de la piel, así como la formación de nódulos o protuberancias palpables.

Sistema circulatorio: Si los biopolímeros se infiltran en los vasos sanguíneos durante la inyección, pueden provocar complicaciones graves, como embolia pulmonar, infarto de tejidos o trombosis venosa profunda.

Sistema linfático: Los biopolímeros también pueden interferir con el drenaje linfático normal, lo que puede provocar hinchazón crónica, acumulación de líquido (linfedema) y trastornos linfáticos.

Sistema inmunológico: Los biopolímeros pueden desencadenar una respuesta inflamatoria o una reacción inmunológica en el cuerpo, lo que puede conducir a la formación de granulomas, inflamación crónica y daño tisular.

Órganos internos: En casos raros, los biopolímeros pueden migrar desde el sitio de inyección original a órganos internos cercanos, como los pulmones, el hígado o los riñones, lo que puede provocar complicaciones graves.

En resumen, los biopolímeros pueden afectar una variedad de órganos y sistemas del cuerpo, y las complicaciones asociadas pueden ser graves y potencialmente peligrosas para la salud. Es fundamental buscar atención médica adecuada si experimentas cualquier síntoma o complicación después de la inyección de biopolímeros.

¿Qué pasa si no se sacan los biopolímeros?

Si los biopolímeros no se retiran del cuerpo, pueden causar una serie de complicaciones y efectos adversos, algunos de los cuales pueden ser graves y potencialmente peligrosos para la salud. Algunas de las consecuencias de no eliminar los biopolímeros incluyen:

Te puede interesar:   Biopolímeros en Glúteos

Complicaciones cutáneas: Los biopolímeros pueden causar una serie de problemas en la piel, como inflamación, infección, formación de nódulos, cambios en la textura de la piel, ulceración y cicatrices. Estas complicaciones pueden empeorar con el tiempo y afectar significativamente la apariencia y la salud de la piel.

Daño tisular: Los biopolímeros pueden provocar daño tisular en el área de inyección y en los tejidos circundantes. Esto puede incluir necrosis (muerte de tejido), fibrosis (formación excesiva de tejido cicatricial) y pérdida de función de los tejidos afectados.

Inflamación crónica: La presencia de biopolímeros en el cuerpo puede desencadenar una respuesta inflamatoria crónica, lo que puede provocar dolor, hinchazón y malestar en el área afectada. Esta inflamación prolongada puede contribuir al desarrollo de complicaciones adicionales.

Complicaciones sistémicas: En algunos casos, los biopolímeros pueden migrar desde el sitio de inyección original a otras partes del cuerpo, lo que puede provocar complicaciones sistémicas graves. Esto puede incluir problemas como embolia pulmonar, infarto de tejidos, trombosis venosa profunda y otros trastornos graves.

Trastornos autoinmunes: La presencia de biopolímeros en el cuerpo puede desencadenar una respuesta autoinmune, en la que el sistema inmunológico ataca los tejidos sanos del cuerpo. Esto puede provocar una serie de trastornos autoinmunes, que pueden afectar varios órganos y sistemas del cuerpo.

En resumen, si no se eliminan los biopolímeros del cuerpo, pueden causar una serie de complicaciones y efectos adversos que pueden tener un impacto significativo en la salud y el bienestar del individuo. Por lo tanto, es importante buscar atención médica adecuada y considerar el retiro de los biopolímeros bajo la supervisión de un cirujano plástico calificado.

 

¿Qué función cumplen los biopolímeros en el cuerpo?

 

Los biopolímeros son sustancias sintéticas que a menudo se utilizan en procedimientos estéticos para aumentar el volumen y mejorar la apariencia de ciertas áreas del cuerpo. Sin embargo, en términos de función natural en el cuerpo humano, los biopolímeros no tienen ninguna función inherente. En cambio, su propósito es puramente estético y se utilizan con el objetivo de mejorar la apariencia de la piel, aumentar el volumen de ciertas áreas del cuerpo y corregir defectos cosméticos.

Cuando se inyectan en la piel o los tejidos subcutáneos, los biopolímeros pueden proporcionar un aumento inmediato del volumen y un aspecto más lleno en el área tratada. Estos biopolímeros pueden ser utilizados para rellenar arrugas, líneas finas, surcos faciales, aumentar el volumen de los labios, definir los contornos faciales o corporales, y corregir otras imperfecciones estéticas.

Es importante destacar que, aunque los biopolímeros pueden proporcionar resultados cosméticos temporales, también conllevan riesgos significativos, como inflamación, infección, formación de nódulos, cambios en la textura de la piel y complicaciones sistémicas graves. Por lo tanto, su uso debe ser cuidadosamente considerado y supervisado por un profesional médico cualificado.

En resumen, los biopolímeros no tienen una función natural en el cuerpo humano, sino que se utilizan con fines estéticos para mejorar la apariencia de la piel y los contornos corporales. Sin embargo, su uso conlleva riesgos y puede resultar en complicaciones significativas, por lo que su uso debe ser evaluado cuidadosamente por un profesional médico.