Lipectomía con el Dr. Jaime Pachón

Comparte este post en redes

Tabla de contenidos

La cirugía de contorno corporal busca un equilibrio retirando selectivamente la grasa y a través del efecto de luces y sombras resaltar la anatomía de los músculos de las áreas trabajadas con las diferentes tecnologías; este proceso como todo en cirugía plástica involucra arte y ciencia aplicado a la especialidad.

En muchas valoraciones cuando veo mujeres que han tenido hijos veo que presentan flacidez de la piel así como debilidad de los músculos de la pared abdominal, en este caso las pacientes son candidatas a retiro del exceso cutáneo lo cual se conoce como LIPECTOMIA, cuando se combina el procedimiento con extracción de grasa se conoce como LIPOABDOMINOPLASTIA, Las tecnologías con las que se complementa la lipoabdominoplastia  son el VASER y MICROAIRE, la primera tecnología permite derretir la grasa minimizando el traumatismo a los tejidos permitiendo menor sangrado, menor inflamación y mayor retracción de la piel. La segunda tecnología mencionada a través de movimientos reciprocantes facilita la extracción de la grasa que previamente el VASER emulsificó.

El procedimiento se realiza bajo anestesia general, duración aproximada de 3 a 4 horas, la cicatriz se ubica en una subunidad estética que se pueda esconder con la ropa intima, y posterior a la cirugía se requiere del uso de fajas y de masajes postoperatorios asi como de curación de heridas y limpieza de drenes.

El costo del procedimiento siempre se brinda después de una exhaustiva evaluación clínica en consulta, sin embargo, este costo incluye: valoración pre anestésica, exámenes pre quirúrgicos, póliza medica, quirófano, honorarios y controles médicos y masajes postoperatorios.

Tenemos a su disposición las mejores clínicas e instalaciones en Bogotá, clínicas certificadas por secretaria de salud de Bogotá

El acompañamiento postquirúrgico es muy importante por lo cual encontrara servicio personalizado con disponibilidad directa a mi numero celular para cualquier inquietud o pregunta durante el proceso pre y post quirúrgico.

Quiero hacer de su experiencia quirúrgica algo único, diferente, personalizado y con el valor agregado que brinda la experiencia y ser cirujano certificado.

COMO ES EL PROCESO PARA MI LIPECTOMIA

Agendar consulta con el Dr. Jaime Pachón a los números 316 545 0006 320 340 2643

Una vez tomada la decisión de cirugía y al haber aclarado dudas y expectativas del procedimiento tener en cuenta:

CUIDADOS PREOPERATORIOS

  1. Evitar exposición solar
  2. No realizar dietas sin indicación medica
  3. No encontrarse en estado de embarazo o lactancia
  4. Suspender cigarrillo, tabaco, alcohol o sustancias psicoactivas
  5. No iniciar ningún tratamiento medico o terapia farmacológica que no se haya contemplado durante la consulta
  6. Realizar exámenes pre quirúrgicos y valoración preoperatoria por anestesiología

CUIDADOS POSTOPERATORIOS:

  1. Utilizar faja postoperatoria
  2. Seguir indicaciones farmacológicas escritas en la formula medica
  3. Hidratación con crema humectante en el cuerpo
  4. Suspender ejercicio por 12 semanas
  5. No exponerse a situaciones con riesgo de trauma después de cirugía: golpes, juegos mecánicos, actividades físicas extremas.
  6. No conducir durante 4 semanas
  7. No consumir cítricos, lácteos, grasas o pescado
  8. Asistir a los controles médicos.

Preguntas relacionadas con la Lipectomía

¿Qué es una cirugía de lipectomía?

La cirugía de lipectomía, también conocida como abdominoplastia, es un procedimiento quirúrgico diseñado para mejorar la apariencia del abdomen al eliminar el exceso de piel y grasa y restaurar la firmeza de los músculos abdominales. Este procedimiento es comúnmente realizado por cirujanos plásticos y se puede considerar en personas que tienen un abdomen con flacidez y exceso de piel, típicamente después de fluctuaciones significativas de peso, embarazo o envejecimiento.

Durante una abdominoplastia, se realiza una incisión en la parte baja del abdomen, generalmente justo por encima del área del pubis, para permitir el acceso a los tejidos subyacentes. Luego, se elimina el exceso de piel y grasa, y se puede realizar una reparación de los músculos abdominales si están separados o debilitados. En algunos casos, también se puede realizar una liposucción para mejorar los contornos del abdomen.

La cirugía de lipectomía puede variar en complejidad y extensión dependiendo de las necesidades individuales del paciente. Hay diferentes tipos de abdominoplastias, que van desde la abdominoplastia completa, que aborda el abdomen completo, hasta la miniabdominoplastia, que se enfoca en áreas más específicas.

Es importante tener en cuenta que la cirugía de lipectomía es un procedimiento quirúrgico mayor que conlleva riesgos y requiere un tiempo de recuperación adecuado. Antes de someterse a una abdominoplastia, es fundamental hablar con un cirujano plástico certificado para discutir los objetivos del procedimiento, los riesgos y beneficios, y para determinar si es el procedimiento adecuado para ti.

¿Qué diferencia hay entre una abdominoplastia y una lipectomia?

La diferencia entre una abdominoplastia y una lipectomía radica principalmente en el alcance del procedimiento y los objetivos específicos que se abordan.

Abdominoplastia: La abdominoplastia es un procedimiento quirúrgico más completo que aborda no solo el exceso de grasa, sino también el exceso de piel y la laxitud muscular en el área abdominal. Durante una abdominoplastia, se realiza una incisión extensa en la parte baja del abdomen, que generalmente se extiende de cadera a cadera, permitiendo al cirujano acceder a los tejidos subyacentes. Se elimina el exceso de piel y grasa, se restauran los músculos abdominales debilitados o separados y se reposiciona el ombligo según sea necesario. Este procedimiento es más adecuado para personas con una cantidad significativa de exceso de piel y grasa en el abdomen, como después de una pérdida masiva de peso o múltiples embarazos.

Lipectomía: La lipectomía, también conocida como liposucción, es un procedimiento menos invasivo que se centra principalmente en la eliminación de depósitos de grasa localizados en áreas específicas del cuerpo, como el abdomen, las caderas, los muslos, los brazos o el mentón. Durante una lipectomía, se realizan pequeñas incisiones en la piel a través de las cuales se insertan cánulas delgadas para succionar la grasa subcutánea. A diferencia de la abdominoplastia, la lipectomía no aborda el exceso de piel ni la laxitud muscular, por lo que es más adecuada para personas que tienen un peso corporal estable pero que desean eliminar depósitos de grasa localizados y mejorar los contornos corporales.

En resumen, mientras que la abdominoplastia es un procedimiento más completo que aborda el exceso de piel, grasa y laxitud muscular en el abdomen, la lipectomía se enfoca únicamente en la eliminación de depósitos de grasa localizados y no trata la piel suelta ni la musculatura abdominal debilitada. La elección entre estos procedimientos dependerá de los objetivos estéticos del paciente, así como de la evaluación realizada por un cirujano plástico certificado.

¿Qué es mejor la lipo o la lipectomia?

La decisión entre la liposucción (lipo) y la abdominoplastia (lipectomía) depende de los objetivos estéticos del paciente, así como de sus características físicas individuales. No hay una respuesta única sobre qué procedimiento es «mejor», ya que cada uno tiene sus propias ventajas y consideraciones.

Liposucción (lipo):

Eliminación de grasa localizada: La liposucción es eficaz para eliminar depósitos de grasa localizada en diversas áreas del cuerpo, como el abdomen, las caderas, los muslos, los brazos y el mentón.
Procedimiento menos invasivo: La liposucción implica incisiones pequeñas y cánulas delgadas para succionar la grasa, lo que generalmente resulta en menos cicatrices y un tiempo de recuperación más corto en comparación con la abdominoplastia.
Resultados más sutiles: La liposucción es ideal para personas que están cerca de su peso ideal pero tienen áreas específicas de grasa que desean eliminar para mejorar los contornos corporales.
Abdominoplastia (lipectomía):

Corrección del exceso de piel y laxitud muscular: La abdominoplastia es efectiva para abordar no solo el exceso de grasa, sino también la piel suelta y la laxitud muscular en el abdomen.
Resultados más dramáticos: La abdominoplastia puede proporcionar resultados más dramáticos en términos de contorno abdominal y firmeza, especialmente para personas que han experimentado una pérdida significativa de peso o múltiples embarazos.
Recomendada para casos de flacidez abdominal: Si hay una cantidad significativa de exceso de piel y laxitud muscular en el abdomen, la abdominoplastia puede ser la mejor opción para obtener resultados óptimos.
En última instancia, la elección entre liposucción y abdominoplastia dependerá de las necesidades y deseos individuales del paciente, así como de la evaluación realizada por un cirujano plástico certificado. Es importante discutir tus objetivos estéticos y preocupaciones con tu cirujano para determinar el procedimiento más adecuado para ti.

¿Cuándo se debe hacer una lipectomia?

La decisión de someterse a una abdominoplastia, también conocida como lipectomía, se basa en varios factores, incluyendo tus objetivos estéticos, tu salud general y tu historial médico. Aquí hay algunas situaciones en las que podría considerarse apropiado realizar una lipectomía:

Exceso de piel abdominal: Si tienes un exceso significativo de piel suelta en el abdomen, ya sea debido a una pérdida masiva de peso, múltiples embarazos u otros factores, una abdominoplastia puede ser adecuada para eliminar este exceso de piel y mejorar la apariencia del abdomen.

Laxitud muscular abdominal: Si tus músculos abdominales están separados o debilitados, ya sea debido al embarazo o a otros factores, una abdominoplastia puede incluir una reparación de los músculos abdominales para restaurar la firmeza y la fuerza en el área abdominal.

Acumulación de grasa persistente: Si tienes depósitos de grasa localizada en el abdomen que no responden a la dieta y al ejercicio, una lipectomía puede ser considerada para eliminar estos depósitos de grasa y mejorar los contornos del abdomen.

Deseo de mejorar la apariencia del abdomen: Si estás insatisfecho con la apariencia de tu abdomen debido a factores como la flacidez, el exceso de piel o la laxitud muscular, y esto afecta tu autoestima y confianza en ti mismo, una abdominoplastia puede ser una opción para mejorar tu apariencia física y tu bienestar emocional.

Es importante tener en cuenta que la abdominoplastia es un procedimiento quirúrgico mayor que conlleva riesgos y requiere un tiempo de recuperación adecuado. Antes de considerar una abdominoplastia, es fundamental hablar con un cirujano plástico certificado para discutir tus objetivos, evaluar tu idoneidad para el procedimiento y obtener información detallada sobre los riesgos, beneficios y alternativas.

 

¿Qué consecuencias tiene una lipectomia?

La abdominoplastia, al ser un procedimiento quirúrgico mayor, conlleva ciertos riesgos y posibles consecuencias, aunque muchas personas experimentan resultados satisfactorios. Aquí hay algunas posibles consecuencias y consideraciones asociadas con una abdominoplastia:

Cicatrices: La abdominoplastia implica incisiones en el abdomen, lo que inevitablemente resultará en cicatrices. Si bien los cirujanos plásticos hacen todo lo posible para colocar las incisiones en áreas menos visibles, es importante comprender que las cicatrices pueden ser permanentes y su apariencia puede variar según la genética y la capacidad de cicatrización de cada individuo.

Hematoma y seroma: Después de la cirugía, es posible que se acumule sangre (hematoma) o líquido claro (seroma) bajo la piel en el área tratada. Estos pueden requerir drenaje adicional para evitar complicaciones.

Infección: Como con cualquier procedimiento quirúrgico, existe el riesgo de infección. Es importante seguir las instrucciones del cirujano sobre cuidados posteriores y mantener la incisión limpia y protegida para reducir el riesgo de infección.

Complicaciones anestésicas: Existe el riesgo de complicaciones asociadas con la anestesia, como reacciones alérgicas o problemas respiratorios. Estos riesgos se discuten y se gestionan durante la evaluación preoperatoria.

Pérdida de sensibilidad: Después de la cirugía, es posible experimentar una disminución temporal o permanente de la sensibilidad en el área tratada, debido a la interrupción de los nervios durante el procedimiento.

Resultados insatisfactorios: A pesar de la planificación cuidadosa y la ejecución precisa, los resultados de la abdominoplastia pueden no ser completamente satisfactorios para algunas personas. Esto puede deberse a factores como la genética, la capacidad de cicatrización y las expectativas del paciente.

Recuperación prolongada: La abdominoplastia requiere un tiempo de recuperación adecuado, durante el cual es posible experimentar incomodidad, hinchazón y limitaciones en las actividades físicas. Es importante seguir las instrucciones del cirujano para una recuperación segura y exitosa.

Es fundamental discutir todos estos riesgos y posibles consecuencias con un cirujano plástico certificado antes de decidir someterse a una abdominoplastia. Un cirujano experimentado puede proporcionar orientación detallada sobre lo que se puede esperar antes, durante y después del procedimiento.

¿Cuántos días es la recuperacion de una lipectomia?

La recuperación después de una abdominoplastia, también conocida como lipectomía, puede variar de persona a persona y depende de varios factores, incluyendo la extensión del procedimiento, la salud general del paciente y cómo se sigan las recomendaciones postoperatorias. Sin embargo, aquí hay una descripción general de lo que se puede esperar durante el período de recuperación:

Hospitalización inicial: Después de la cirugía, es posible que debas permanecer en el hospital durante al menos una noche para ser monitoreado de cerca por el equipo médico y para controlar cualquier complicación potencial.

Descanso y cuidado en casa: Durante los primeros días después de la cirugía, es importante descansar y evitar actividades extenuantes. Es posible que necesites ayuda en casa para tareas diarias como levantarse de la cama, caminar y realizar tareas domésticas básicas.

Control del dolor y la incomodidad: Es normal experimentar dolor, hinchazón y sensibilidad en el área tratada después de la abdominoplastia. Tu cirujano puede recetar medicamentos para el dolor y la inflamación, así como proporcionar instrucciones sobre cómo cuidar adecuadamente el área quirúrgica.

Cuidado de la incisión: Deberás mantener limpia y seca la incisión quirúrgica según las instrucciones de tu cirujano. Es posible que necesites usar prendas de compresión durante varias semanas para reducir la hinchazón y apoyar la cicatrización de la piel.

Actividad física limitada: Durante las primeras semanas después de la cirugía, es importante limitar la actividad física y evitar levantar objetos pesados o realizar movimientos bruscos que puedan tensar los músculos abdominales.

Visitas de seguimiento: Es probable que necesites programar visitas de seguimiento con tu cirujano para monitorear tu progreso de recuperación y asegurarse de que estés sanando adecuadamente.

En general, la recuperación completa después de una abdominoplastia puede llevar varias semanas o incluso meses. Es importante seguir las recomendaciones de tu cirujano plástico y permitir que tu cuerpo se recupere adecuadamente para obtener los mejores resultados posibles.