Los Mitos y Realidades de los Biopolímeros: Desmintiendo Conceptos Erróneos en Colombia

Comparte este post en redes

Recomendaciones Postoperatorias

Tabla de contenidos

Hay una realidad compleja que están viviendo una gran cantidad de personas a causa de la administración indiscriminada de modelantes conocidos popularmente como biopolímeros. Incluso, hay quienes han perdido la vida. Por lo cual debe estar informado a cerca de los los mitos y realidades de los biopolímeros.  Esta situación no solo se presenta en Colombia, sino en varios países a nivel mundial. Precisamente, hace poco, todo Latinoamérica conoció el caso del fallecimiento de la actriz argentina Silvana Luna, producto de complicaciones de salud. ¡Conoce la verdad detrás de los biopolímeros! 

 

Distintos medios de comunicación de Latam, informaron que “los problemas de salud de Luna comenzaron en 2014, cuando fue hospitalizada por cálculos renales, producto de una intervención de aumento de glúteos en la que se le aplicó metacrilato, un compuesto plástico que en medicina se usa para la fabricación de prótesis óseas y dentales, cuyo material se filtró por el torrente sanguíneo”.

 

Por eso es importante recordar que el empleo de biopolímeros es contraproducente, por lo que es mejor asesorarse de un médico, cirujano plástico o profesional de la salud que esté certificado. Hay que conocer la verdad detrás de los biopolímeros y acabar con los mitos y realidades de los biopolímeros.

 

En un mundo que valora la belleza y se trata de “prolongar” es aspecto de juventud, las cirugías plásticas son un sendero a la transformación personal. Cada día, más personas a nivel mundial se aventuran en un viaje en busca de la mejoría estética. Sin embargo, en medio de este laberinto de opciones y posibilidades, un oscuro secreto acecha detrás de una puerta: los biopolímeros. 

 

Este artículo, el doctor Jaime Pachón, hablará de los mitos y realidades de los biopolímeros, puesto que desde hace años (más de una década) se convirtió en una mala práctica que arrojó sombras sobre el mundo de la belleza. Conozcamos las realidades existentes: 

 

Los biopolímeros son seguros y naturales

 

Realidad: es uno de los mitos más peligrosos. Los biopolímeros, a menudo utilizados para aumentar el volumen de áreas como los glúteos o los labios, no son naturales ni seguros. Están compuestos por sustancias sintéticas que causan reacciones adversas en el cuerpo a largo plazo. Conoce la verdad detrás de los biopolímeros que muchos “profesionales” inescrupulosos ocultan. 

Te puede interesar:   Guía completa sobre el retiro de biopolímeros del cuerpo: procedimientos, riesgos y precauciones

 

Los resultados son permanentes

 

Realidad: entre los mitos y realidades de los biopolímeros que se deben abordar, está que algunas personas creen que los biopolímeros ofrecen resultados permanentes, la verdad es que estos productos no se degradan y generan complicaciones locales o sistémicas con el tiempo. De igual manera, los resultados estéticos cambian a medida que envejecemos, lo que requiere cirugías adicionales para revisar los problemas asociados. 

 

Cualquier médico realiza procedimientos 

 

Realidad: la aplicación o no de biopolímeros necesita de habilidades y conocimientos específicos. No todos los médicos están capacitados para abordar este tipo de procedimientos. Es crucial buscar un cirujano plástico certificado y experimentado si se decide explorar esta opción, quien probablemente explicará por qué no debería hacerse, contando la verdad detrás de los biopolímeros. 

 

No representan ningún riesgo

 

Realidad: los biopolímeros generan una serie de problemas de salud graves, como infecciones, inflamación crónica, y migración del producto. Estas afectaciones abarcan en muchos casos de intervenciones quirúrgicas adicionales para eliminar o corregir el problema, viendo la verdad detrás de los biopolímeros. 

 

El doctor Jaime Pachón es un cirujano plástico, microcirujano reconstructivo y experto en retiro de biopolímeros y materiales no biocompatibles. Asimismo, como especialista en este tema, es el creador del desarrollo de la técnica personal conocida como antifaz o en inglés M.A.S.K. (meticulous approach safer and keeper), la cual elaboró desde el año 2013 con excelentes resultados. 

 

Es pionero a nivel mundial en el tratamiento de extracción de biopolímeros en todas las áreas del cuerpo humano, por lo que tiene investigaciones y publicaciones académicas al respecto. No dudes en agendar una cita y conocer de primera mano los mitos y realidades de los biopolímeros gracias a un experto reconocido a nivel internacional.  

 

Necesidad de seguimiento médico 

 

Realidad: si decides someterte a una cirugía de retiro de biopolímeros, es primordial realizar seguimiento médico regular. Los doctores deben monitorear cualquier cambio en tu salud y evaluar la necesidad de procedimientos adicionales para abordar posibles complicaciones. 

 

Alternativas más seguras

 

Técnicas seguras
Técnicas seguras

 

Realidad: en lugar de utilizar biopolímeros, existen alternativas más seguras y efectivas para alcanzar los resultados deseados en cirugía plástica. Los rellenos dérmicos aprobados por la FDA y los implantes de silicona pueden ser alternativas a considerarse, entendiendo que son cuerpos extraños y también tienen posibilidad de rechazo. Acabando con esos mitos y realidades de los biopolímeros sobre que son los productos ideales, creencia fomentada por personas con ética dudosa. 

Te puede interesar:   ¿Por qué es mejor la técnica abierta que la cerrada?

 

Belleza instantánea

 

Realidad: unos de los mitos y realidades de los biopolímeros más arraigados en torno a ellos, es que ofrecen resultados instantáneos y espectaculares. Algunas personas creen que se someten a una breve intervención y al salir del quirófano lucirán como una celebridad de Hollywood.

 

Lo cierto es que cualquier tipo de proceso requiere de sesiones y cuidados para lograr el aspecto deseado, y los resultados finales podrían tardar semanas o incluso meses en manifestarse completamente. Por lo cual, debe estar informado a cerca de los mitos y realidades de los biopolímeros. 

 

En el caso de los biopolímeros, generan impacto negativo en la salud, siendo más graves cuando hay sobreaplicación, dejando la verdad detrás de los biopolímeros.  

 

En resumen, el uso de biopolímeros conlleva riesgos significativos para la salud y no se considera una opción segura ni efectiva. Es crucial investigar a fondo y consultar con un cirujano plástico calificado antes de tomar cualquier decisión sobre procedimientos estéticos. La salud y la seguridad deben ser siempre la prioridad cuando se trata de cirugía plástica.

 

Mitos y realidades de los biopolímeros, impactos 

 

Vale la pena aclarar, que los biopolímeros son sustancias sintéticas que se han venido ofreciendo en procedimientos estéticos para aumentar el volumen en áreas del cuerpo, ofreciéndolos con nombres atractivos como peptonas, músculo estriado, células expansivas y plasma gel, entre otras. Estas sustancias se inyectan bajo la piel con el objetivo de lograr una apariencia más juvenil y voluptuosa. Hay quienes los presentan como una opción atractiva debido a su bajo costo en comparación con los rellenos dérmicos tradicionales, como el ácido hialurónico o la grasa autóloga.

 

Uno de los mayores problemas asociados es el riesgo significativo de complicaciones médicas. Estos productos no están destinados para el largo plazo bajo la piel y causan inflamación crónica, infecciones, necrosis de los tejidos y deformidades graves. Los biopolímeros migran a través del cuerpo y provocan daños en órganos vitales, causando la muerte, como el caso presentando en un inicio, convirtiéndose en la verdad detrás de los biopolímeros. Es por eso, que debe informado a cerca de los mitos y realidades de los biopolímeros.

Te puede interesar:   Recuperación después de una cirugía plástica: lo que debes saber

 

Los resultados obtenidos con biopolímeros a menudo son inconsistentes y difíciles de predecir. Dado que estas sustancias no se degradan naturalmente con el tiempo, es común que los pacientes experimenten cambios en la forma y el aspecto de las áreas tratadas con el tiempo, por lo que es necesario hacer cirugías reconstructivas y reparadoras.

 

Además de las complicaciones médicas, hay como resultado complicaciones estéticas significativas; asimetría, deformidades y aparición de bultos visibles que son problemas usuales asociados con estos productos. Acá se evidencia la verdad detrás de los biopolímeros que muchos quieren esconder. 

 

Por ende, los pacientes se sienten insatisfechos con su apariencia después de la de la administración del producto en lugares sin certificación como apartamentos, salones de belleza y sitios que no son aptos para desarrollar estas prácticas. Asimismo, se enfrentan dificultades para mejorar los problemas estéticos. Cuando surgen problemas con los biopolímeros, a menudo se requiere cirugía funcional, paliativa y reparadora para minimizar el daño. Esto implica costos adicionales y riesgos para la salud, al igual que la necesidad de someterse a procedimientos quirúrgicos adicionales.

 

El uso de biopolímeros trae, muchas veces, impactos devastadores para la salud y la apariencia de los pacientes, esa es la verdad detrás de los biopolímeros. Aunque parecen una opción atractiva debido a su costo más bajo en comparación con otros procedimientos, los riesgos superan con creces los posibles beneficios. 

 

Antes de someterse a cualquier procedimiento estético, es fundamental consultar a un cirujano plástico certificado que utilice métodos seguros y aprobados por la comunidad médica. La salud y la seguridad deben ser siempre la prioridad cuando se trata de mejorar la apariencia física.

 

Agenda una cita con el doctor Jaime Pachón. Mejora tu calidad de vida y conocer la opinión de un especialista en cuanto al retiro de biopolímeros.